lunes, 7 de diciembre de 2009

Frases muy felinas...(II)

Estas son unas frases gatunas muy muy ciertas, son de:
Jaume Perich Escala (Barcelona, 1941-1995), el Perich, como a él le gustaba que le llamasen, no sólo fue un genial dibujante, sino, además, un gran filósofo.

"Amaba a los gatos porque él mismo tenía algo de gatazo entre lo huraño y la esperanza de ternura, de poder darla y también de poder recibirla", dijo de él el escritor Manuel Vázquez Montalbán.

Esta es una pequeña recopilación de su peculiar filosofía felina:


Claro que me gusta salir de noche. Dormir todo el día me quita el sueño
El cielo es un armario medio abierto lleno de jerseys suaves
Lo malo de que nos guste tanto comer es...¡¡que nos quita horas de sueño!! (Las que dedicamos a comer).
Ya sé que es un sitio cómodo, pero...¡No soporto que me pongan ellos! (En cuanto me dejen me iré).
Llevo toda la mañana durmiendo aquí... El problema ahora es buscar un sitio donde dormir toda la tarde.
¡El mejor mueble del mundo! EL SILLÓN. Sirve para dormir y para arañar(dos placeres).
Sólo hay algo más cómodo que dormir sobre una cama: ¡Dormir sobre un jersey que esté sobre la cama!
Llevo un rato mirando esta pared... Me iré a mirar otra.
... Tigres, Leones, Panteras, Elefantes, Osos, Perros, Focas, Delfines, Caballos, Camellos, Chimpancés, Gorilas, Conejos, Pulgas, etc. ¡Todos han pasado por ello!... Los únicos que nunca hemos hecho el gilipollas en el circo... ¡SOMOS LOS GATOS!
Los gatos somos los Humphrey Bogart de los animales: "Aparentemente fríos, duros e independientes. ¡Pero en el fondo, capaces de amar locamente!
Por el picaporte se abren las puertas... o sea, has de mirarlo fijamente y esperar que alguien venga a abrirla...
Si quieren llevar a alguien atado a un collar, ¿Por qué no se compran un perro?
Me gusta que les guste la televisión. ¡Así está calentita!
Los gatos amamos la Navidad. ¡Hay cajas de regalos en las que meterse!
La ventaja que tienen las alfombras... es que puedes estar encima y puedes estar debajo.
Jamás permitiría que me hicieran una foto para un calendario cuando estoy en mi cajón de arena.
Te pasas la vida ignorándolos... y así que te rascan un poquito... ¡Te sale ese ronroneo incontrolable!
Cuando hay una reunión, ¡es preciso vigilar... observar! ¡Descubrir quién teme a los gatos! ¡Es sobre el que te has de poner!
¡Pobres perros! ¡Condenados toda la vida a ver las cosas a ras de suelo!
¡Las mujeres! ¡Qué maravilla! ¡Medias para destrozar!
Es difícil explicar el atractivo que tiene meterse dentro de un cesto... ¡Pero lo tiene! ...
No me pregunten por qué... ¡No lo se! ¡Pero me gusta refregarme en ellos!
Te alimentan, te acarician, te arrullan... No te piden casi nada... No son mala gente. ... Puedes permitir que se crean tus amos.
¿Qué mayor prueba de amor que colocarse encima de lo que están leyendo...?

Lo bueno de aprender cómo te llamas es poder saber cuándo te llaman... ¡Y no ir!
¡Adoro el teléfono! (Especialmente cuando suena a media comida y se levantan de la mesa a contestar).
¿Qué se puede esperar de un mundo en el que tu comida preferida tiene alas?
Hay una diferencia... Los perros aman a sus amos... y los gatos son amados por sus amos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada